ARTROSIS Y ARTRITIS

ARTROSIS:

No se regeneran los tejidos por carencias en la alimentación.

Los cartílagos, huesos, tendones y ligamentos son Colágeno.

Cuando la espalda chasquea ruido o las rodillas al agacharse, es muy posible un principio de artrosis.

Se suele tratar  las personas con artrosis como si fueran enfermas y no es una persona enferma, de hecho puede tener las analíticas normales y sufrir artrosis. Simplemente es una persona sana, pero que no fabrica colágeno en la medida que lo desgasta. Así que es un caso de deficiencia nutricional y no una enfermedad.

Para entenderlo, observemos  lo que es el colágeno, es la proteína que fabrica huesos, cartílagos, tendones y ligamentos, donde hay otra proteína que es la elastina que les confiere elasticidad básica, que contiene los mismos aminoácidos que el colágeno, más cuatro moléculas de lisina que le confieren esa elasticidad que nombramos y sabemos que destaca en los tendones y ligamentos.

El colágeno, no solamente forma lo dicho, también abunda en las paredes de los vasos sanguíneos, en las paredes del tubo digestivo, en las encías, en la piel, cabello y uñas, ya que el colágeno representa el 38% de la proteína del cuerpo.

Así pues, para evitar sufrir artrosis, habrá que comer los nutrientes con los que se fabrica el colágeno.

El colágeno es una proteína y las proteíns las hacemos con los aminoácidos  de lo que comemos, fosforo, magnesio y vitamina C. También tendremos en cuenta que después de la digestión, sólo está cinco horas en la sangre, no tenemos un deposito que lo almacene, así que hay que comer alimentos ricos en proteínas y vitamina C repartidas durante el día, en desayuno, comida y cena. Evidentemente, proteínas sin exceso, por eso mismo es más aconsejable repartirlas en las tres comidas. O sea, que no tenemos un almacén donde conservar las proteínas, simplemente se convierten en algo, tejidos, músculos, esqueleto, neurotransmisores, glóbulos rojos y blancos, etc.

Los huesos, o sea, el esqueleto, es el mecanismo que sostiene y que el organismo lo usa de reserva, ya que su deterioro no compromete la vida, a diferencia de otros órganos como el pulmón, corazón, bazo, páncreas, hígado… Eso quiere decir que puedes padecer un sinfín de enfermedades degenerativas de los huesos y seguir vivo, no es esencial para la mantenerte con vida.

Ahora bien, para poder realizar la síntesis de la proteína se precisa magnesio. Ya tenemos dos componentes precisos el colágeno y el magnesio.

Por desgracia, llevamos muchos años con abonados químicos en vez de estiércol animal, por lo que el suelo carece ya de fosforo, nitrógeno y potasio, por lo que los alimentos carecen de magnesio, motivo por el cual aparecen más artrosis, artritis, tendinitis, etc.

Por otro lado la vitamin ”C” es el tercer componente básico que necesitamos y es porque en el colágeno hacemos unas tiras, unas cadenas que tienen 1.100 aminoácidos, los proto-colágenos, que a su vez hacemos una atadura química que son los monómeros del colágeno y en ello interviene la vitamina C, que por cierto, también permanece sólo de tres a cuatro horas en la sangre.

Eso ya nos dice que precisamos  colágeno, magnesio y vitamina C varias veces al día.

Una buena forma de cubrirlo sería añadiendo carne, huevos o york en el desayuno, alguna fruta o zumo de pomelo, piña, kiwi, naranja, mandarina o limón.

En las comidas las carnes y en las cenas pescado.

¿Cómo sabemos si existe deficiencia de magnesio? Hay algunos síntomas que pueden detectar la falta de magnesio, como la ansiedad que no se puede controlar, desasosiego, un mal estar que no sabes que te pasa; cuando se producen contracturas, te sientes rígido; cuando aparecen suspiros recurrentes; calambres, cansancio, arritmias, párpado que late, taquicardias, hipo, bostezos; espasmos-dolor en zona espalda, intestino; globitos divertículos de colon, etc.

Teniendo artrosis se suele tener osteoporosis, que es cuando no fabricas colágeno, que es el soporte del calcio y falta de vitamina D para la asimilación. Por lo tanto, yo lo entiendo como que son el mismo problema o tratamiento con más carencia de vitamina D y A. El hueso es colágeno que se deposita en forma de fosfato con la colaboración de la vitamina D.

Y sabemos que la vitamina D se consigue muy fácilmente tomando el sol y aquí en España lo tenemos de sobra todo el año, unas zonas más que otras. (si no se toma sol por el motivo que sea, se puede recurrir a un complemento muy especial como el aceite de hígado de bacalao que aporta esa vitamina D, con tres perlas día puede ser suficiente. La falta de vitamina A, nos presenta síntomas como ojos secos, garganta seca, ya que la vitamina A protege los ojos, nariz, garganta con el líquido o moquillo. Fácil de conseguir con zanahoria y calabaza.

Si se precisan complementos, en el mercado existen complejos en pastillas y líquidos de colágeno con magnesio y vitamina C, pero no seáis tan cómodos si no es preciso y comer bien.

ARTRITIS. Son muchas enfermedades, por lo que el tema puede ser muy amplio, por ejemplo, en algún caso, los virus o bacterias que han llegado al sistema respiratorio creando inflamación de nariz o garganta que provocan una rinitis o faringitis, a veces no se han quedado ahí, sino que se desplazan a alguna articulación y se crea un reumatismo que sería una artritis, que sería una articulación inflamada.

Evidentemente, en estos casos hay que tomar infusiones antisépticas que nos ayuden a combatir.  Una buena combinación sería la infusión siguiente:

 Miel, tomillo, orégano, jengibre y flor de malva.

Pondremos un litro de agua a hervir con un trocito de jengibre fresco. Cuando hierva un par de minutos se apaga el fuego y ponemos una cucharada sopera colmada de la mezcla restante y una cucharada de miel.  Se tapa y se deja en reposo diez minutos. Se cuela y se va tomando a lo largo del día.

La flor de malva tiene varias funciones y se usa en diferentes fórmulas para resfriados y demás, pero en este caso es por si se ha dañado el sistema con fármacos antireumáticos que suelen ser agresivos.

La miel es una mezcla de fructosa y glucosa que contiene ácido fórmico que es un antiséptico, de hecho no necesita nevera y es un conservante.

Francisco Pericás Álvarez

Dejar un comentario