Una de mis historietas de la Escuela.

Un alumno con dos años de entrenamiento me preguntó.

¿Porqué hay quien lleva menos tiempo que yo y consigue tener más habilidades? ¿Existe una razón que me sirva o debo desistir en mi entrenamiento?

Maestro.- Ven, acompáñame al huerto. ¿Ves a ese Algarrobo tan fuerte y poderoso? ¿Ves a los cipreses?

Alumno.- Sí Maestro

Pues A todos los sembré a la vez. Les di lo mismo, agua y fertilizante, la luz fue la misma para todos. Los cipreses muy pronto crecieron. En cambio el Algarrobo secó su tronco y creyendo que estaba muerto construí el gallinero sobre él.

Paso mucho tiempo y los cipreses seguían creciendo, mientras el Algarrobo sólo quedaba en el recuerdo.

Hasta que un día el Algarrobo, a pesar del obstáculo que era el gallinero, brotó, brotó con tanta fuerza que se hizo espacio en poco tiempo, era imparable. Aquellas raíces le hicieron poderoso y le aportaron todo lo necesario para luchar y sobrevivir.

Nunca te hubiera entregado mis conocimientos si no te creyera capaz de superarlos.

Durante todo este tiempo has estado creando tus raíces, los demás son los demás y tú eres único, como el Algarrobo. Cada ser humano tiene diferentes retos, diferentes misiones o metas que cumplir, y todos juntos crean esa diversidad maravillosa.

Tu momento llegará y con buenas raíces serás grande y poderoso como el Algarrobo.

Acepta la vida cada día como un reto y no como un castigo, pues, eso creará tus raíces.

No hay buenos ni malos días, pues en los dos hay vida. 

Los días felices te alegran la vida, pero las penas te hacen ser humano.

Los intentos te aportan experiencia, así, el éxito te aporta entusiasmo, pero los fracasos te hacen reflexivo y atento.

La enfermedad te hace parar y reflexionar, muchas veces, esa misma enfermedad te coloca en el límite y te hace cambiar la vida, te planteas otros valores, otras formas de existencia.

Ponerte en el sitio de los demás te hace humilde.

“Tú sólo mantente en el camino y disfruta cada paso y las raíces crecerán. “

Francisco Pericás Álvarez

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *