ZANAHORIA

Es rica en Vitamina A, sales minerales, sodio, potasio y vitamina B.

Estamos en verano, por lo tanto, vamos a recibir más sol que en el resto del año, así que es necesario aportar defensas apropiadas y así no abusar de protectores que pueden ser perjudiciales. La zanahoria aporta vitamina A de alta calidad y muy asimilable, que ayuda a broncearse de manera natural y equilibrada,  también ayuda a evitar quemaduras solares.

En verano nos ayuda en las digestiones, así como en la eliminación de exceso de líquidos

 Siempre se ha dicho que es buena para la vista, desde la mejora visual, a evitar ela ceguera nocturna y el envejecimiento prematuro de la vista, así que ayuda a avitar la producción de cataratas.

Siendo rica en betacaroteno o vitamina A, es un perfecto reparador para el cabello y las uñas, además de preventivo, fortificando su base y revitalizando, ayudando a que crezcan con más fuerza.

Las persona estreñimidas deberían aportar zanahorias a su dieta diaria,  así como los que sufren de cólicos abdominales y simples dolores de estómago.

También las mujeres que tienen problemas de menstruación se pueden beneficiar de sus propiedades, ya que la zanahoria puede calmar dolores, reducir las irregularidades en el ciclo menstrual.

Tiene la capacidad de reducir la anemia si es por niveles bajos de hierro. Por la misma carencia, puede ayudar en problemas de encías y dientes.

Algunos usos comunes:

Para molestias:

Gástricas, cidez, gastritis.

Lombrices intestinales

Cáncer (sistema inmunitario)

Diarrea por intoxicaciones varias.

Estreñimiento (fibra)

Exceso de Colesterol

Exceso de Triglicéridos

Y tiene más acciones indirectas ya que depura la sangre.

Siempre aconsejo el consumo de zanahorias a las embarazadas ya que la vitamina A, a parte de ayudar a evitar anemias, ayuda a mejorar la calidad de la leche materna.

Francisco Pericás Álvarez

Dejar un comentario