Las instalaciones Wi-fi son peligrosas para la salud

El sistema wi-fi es una innovación, que todos han aceptado con los brazos abiertos, incluidos los niños adolescentes que tienen que estar conectados casi todo el tiempo.

En mi casa, la red es convencional por cable, porque es evidente que el wi-fi puede afectar a la salud de mi familia.

Mucha gente cuando está conectada con wi-fi muestra síntomas que no tiene cuando la red está desconectada.

Los campos electromagnéticos generados por el sistema wi-fi alteran los centros de energía del cuerpo, y las líneas Ley que son campos de energía positivos de la tierra. Esta radiación suprime la producción de melatonina, que como bien sabéis, es una hormona que ayuda a controlar los patrones del sueño, posee propiedades antioxidantes, estimula el sistema inmunológico y es importante para regular el índice metabólico del cuerpo. Luego, que nadie se extrañe si tiene síntomas extraños y no sabe porqué.

Para los que no están familiarizados con las líneas Ley terrestres: Constituyen una red invisible que recorre la superficie de la tierra, las denominadas energías telúricas. Arqueólogos como Watkins descubrieron que estas líneas alineaban monumentos, que donde dos o mas líneas Ley se cortaban, había una antigua iglesia, un cerro significativo, una ermita, un cementerio, una gruta, un monolito, una cruz del camino o cualquier otro tipo de hito de carácter sagrado, similar a los canales energéticos del cuerpo humano como los canales de acupuntura y sus puntos. La investigación actual, confirma gracias a las nuevas tecnologías, que estas rutas no son fenómenos casuales; además se han confirmado y descubierto en muchos lugares del planeta, prácticamente en todos los continentes.

Desde hace muchos años xisten demandas contra el sistema wi-fi, las primeras de este tipo en Gran Bretaña, para desinstalar los equipos locales y las antenas wi-fi después de tan solo 7 meses de su puesta en marcha de forma experimental por impactos nocivos para la salud de las personas.

Glstonbury es el centro más importante de la salud alternativa de Inglaterra, está considerado como un oasis de calma y tranquilidad, y es el centro nacional más importante para terapias alternativas de la salud. Culpan al sistema Wi-Fi de la ciudad de la avalancha de problemas de salud. Glstonbury  es una localidad que durante mucho tiempo fue uno de los destinos favoritos para peregrinos.

En un encuentro público, celebrado para discutir los supuestos problemas de salud de la población de Somerset, los vecinos se quejaron de numerosos síntomas como dolores de cabeza, migrañas, mareo, erupciones y hasta pulmonía, base de un sistema inmunitario debilitado, evidencia clara de la influencia contra la salud de estas radiaciones, que solo demuestran el antes y el después del wi-fi, caso muy concreto y evidente, el cual no debemos menospreciar, ya que nos sirve para seguir observando los resultados de estas nuevas tecnologías.

Una antigua profesora de yoga, Natalie Fee afirma ser una afectada y es una de las que se ha trasladado al exterior de la zona wi-fi en esa misma población, para proteger a su hijo Elliot de cinco años. Natalie contrató a un experto en radiaciones que estuvo en su casa para tomar medidas, su casa esta situada cerca de una de las antenas. La lectura más elevada en radiación estaba en la habitación de su hijo Elliot.

Las palabras de Natalie fueron «Pensé que Glastonbury era una población natural. No quiero que mi hijo esté en peligro las 24 horas al día, incluso en su escuela primaria que está dentro de la zona wi-fi. Si lo hiciera, entonces fracasaría en mi labor de madre.»

El que este ante un ordenador portátil con conexión wi-fi, está al doble de radiación que el que está a  60 metros de una antena de telefonía móvil.

Según una investigación realizada por la BBC, las ondas de radio emitidas por este sistema de transmisión son tres veces más potentes que las emitidas por una torre de telefonía móvil.

La BBC asegura que en Gran Bretaña, casi el 50% de las escuelas primarias y el 70% de las secundarias tienen Wi-Fi. Los expertos afirman que los efectos de la exposición a esta tecnología a largo plazo no fueron suficientemente investigados y que existen posibles riesgos para quienes se exponen a sus radiaciones.

Los que me hacen mucha gracia son los que dicen que aún no esta demostrado suficientemente que sea perjudicial para la salud. Pues muy bien, que sigan usándolo y así con ellos lo comprobaremos, pero por favor, sin implicar a los demás. Lo que no se puede es esperar que enfermen tantos niños que no se pueda negar que es dañino, es al revés, demuestra primero que no perjudica a la salud y después lo instalamos.

Es evidente que toda la materia, si está viva, es por la energía biológica y el sistema wi-fi ha introducido una enorme descarga de energía en el medio ambiente que esta provocando una alteración peligrosa de esa energía biológica, es un hecho que mucha gente puede sentirlo.

Por otro lado, un microondas te emite radiación muy peligrosa que ya comentaré en otro momento, pero alcanza pocos metros y solo dañará al que esté cerca, en cambio la emisión wi-fi, aun siendo menor su radiación, su campo de emisión y efecto es mucho más amplio y no digamos en fincas donde existan varios vecinos con instalaciones.

En las consultas médicas se observan muchos casos de migrañas, vértigos y alteraciones hormonales que la medicina convencional no les ha encontrado una causa evidente, ni les aporta una solución satisfactoria, que muchas veces recurren a tratamientos con Auriculomedicina, que  aunque son efectivos y corrigen la patología, no pueden garantizar que no se vuelvan a producir los mismos episodios si siguen expuestos a los mismos factores que lo provocaron.  

Una compañera me comentaba que un profesor suyo comenzó a usar mucho su teléfono móvil, siempre tenía la costumbre de colocarlo en el lado derecho. Llegó un momento que el dolor del oído derecho era muy molesto y se lo colocaba en el otro lado, con la consecuencia de que le empezaron a molestar mucho los dos oídos. Fue al médico y le dijo que si podía, utilizara al máximo el manos libres para desminuir el dolor y así lo hizo, remitiendo los dolores. Este último año, ella también hablaba mucho por el móvil y notaba cierta molestia, por lo que optó por utilizar manos libres con auricular para conversaciones largas y fue una buena solución.

Es evidente que el Gobierno no tomará decisiones que puedan afectar a grandes negocios, incluso cuando el problema afecte a la salud de las personas, pero deberían evitar peligros puntuales importantes como el quitar el wi-fi de los colegios y de los entornos frecuentados por niños.

Mi consejo sería este: Si tiene hijos pequeños en casa y no puede evitar tener antenas cerca de su vivienda, por lo menos evite tener radiaciones directas provocadas por usted, siga viviendo sin microondas, vera como con el tiempo se acostumbra y no era tan necesario. Que sus hijos no tengan móvil si son muy pequeños o no abusen de su uso, es mejor enviar mensajes que llamadas, las llamadas emiten radiación directa al cerebro. Siga utilizando instalaciones con cable, son menos perjudiciales y con mayores protecciones para evitar las perdidas y ruidos en emisión y recepción.

No se trata de renunciar a una vida más fácil, sino, de evitar en lo posible daños, que en la mayoría de los casos no somos conscientes de donde nos vienen. Una moradura por impacto sabes muy bien su causa, pero cuando se habla de radiaciones, las enfermedades no son siempre tan evidentes ni a corto plazo, y eso mismo hace que sean más peligrosas.

A qui le va muy bien el dicho “Quien no quiera polvo, que no vaya a la era”.

AHORA HABLEMOS DEL 5G:

El 5G trabaja a altas frecuencias (53-78 Ghz), las cuales tienen mayor capacidad para penetrar en el organismo y eso quiere decir que las personas sensibles a los CEM serán más vulnerables desde ya, con las nuevas emisiones.

No es mi opinión ni tampoco nada conspiranoico, son hechos más que demostrados. David Carpenter, Director del Instituto de Salud y Medio Ambiente (Nueva York), colaborador de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Ya se pronunció al respecto y aunque no se atreviera a decirlo claro, dijo esto: «Ya es imposible decir que las radiofrecuencias no producen cáncer». Según dijo, cada vez habrá más personas electrohipersensibles, incluidos niños, y más casos de leucemia infantil.

Son ya muchos los expertos que esperan más casos de infertilidad, de cardiopatías, de enfermedades autoinmunes, psiquiátricas, neurológicas y cognitivas, y de tumores cerebrales, entre otros, desde que tenemos el monstruo 5G. También habrá que ir observando si aparece otro tipo de diabetes por esta radiación, ya que altera el funcionamiento de las células, que por otro lado, los glóbulos sanguíneos se aglutinan, no fluyen libremente y eso podrían provocar ictus o infartos por coagulación de la sangre.

Los síntomas más probables por los efectos de esta radiación son: la falta de concentración, fatiga, alteración del sueño, pérdidas de memoria, confusión, cataratas, depresión, ansiedad, acufenos, diversos problemas de piel y endocrinos, y evidentemente, del sistema nervioso central.

Las microondas de la telefonía móvil se clasifican en categoría 2B y eso quiere decir que provocan cáncer y tumores cerebrales.

PERO, ¿QUE PODEMOS HECER PARA PROTEGERNOS?

Sólo podemos disminuir nuestra exposición a las radiaciones electromagnéticas y a sus efectos si actuamos con sensatez.

  1. Lo primero bajar la radiación que te rodea en casa usando instalaciones con cable o fibra óptica en los dispositivos fijos, como el TV, el PC o la impresora, dejado sólo lo imprescindible con la tecnología inalámbrica como para el móvil.
  2. Apaga los dispositivos activos cuando no los uses.
  3. Mejora tus defensas físicas, lo que empieza por fortalecer la microbiota (flora intestinal, conjunto de bacterias que viven en el intestino), sobre todo en las personas con un sistema inmunitario debilitado, sensibles a contaminantes ambientales, químicos y electrosensibles.
  4. Dicho sto, que nos pillen confesados, ya que la exposición segura mínima de los 0,1 microvatios cm², la 5G va a rebasarla cada día impunemente.

NOTA: Por lo evidente, los síntomas descritos, muchos de ellos coinciden con los del COVID. ¿No es extraño que cuando han ido activando las antenas en las diferentes ciudades aumentaba el número de contagios? ¿Casualidad? ¿Una tapadera muy conveniente para evitar demandas a las compañías? YO AHÍ LO DEJO.

Francisco Pericás Álvarez.

Dejar un comentario